Arquitectura Industrial

Dentro de las grandes e interesantes obras industriales de Navarra, destaca como uno de los proyectos más espectaculares de la época y ahora declarado bien de interés cultural, el Acueducto de Noáin. Construido para abastecer de agua a Pamplona y salvar el desnivel del terreno, el agua viajaba escondida desde el manantial de Subiza, al pie de la Sierra del Perdón, hasta llegar por el lado sur a la capital.

El proyecto para la construcción del Acueducto de Noain se encarga al arquitecto real Ventura Rodríguez y en 1790 se inaugura esta infraestructura hidráulica, faraónica y espectacular para la época, que supuso la canalización del agua a lo largo de 16,5 kilómetros de recorrido.