Arquitectura Escultórica

Actividad didáctica participativa dentro del programa Arte y Cultura para todos.

Valladolid, 2014-2016

Proyecto didáctico
Sistema Lupo

en colaboración con el Museo Nacional de Escultura de Valladolid

Coordinación
MUDA arquitectura
Arquitectura Minúscula

Fotografías arcos
Juan Carlos Quindós

Cuaderno práctico aquí

Memoria & Fotografías
Arquitectura-escultórica es un proyecto educativo de Sistema Lupo que surge a raíz de la invitación del Museo Nacional de Escultura para participar en #callemuseo una iniciativa de participación ciudadana que pretende estrechar los lazos con la ciudadanía a través del arte. Artistas, escultores, artesanos, arquitectos participan de talleres que se desarrollan en el espacio urbano del Museo.

Desde nuestra “sucia” mirada arquitectónica ponemos en práctica una de las acciones que más frutos dan; la observación. ¿ Y qué es lo que vemos?

Estamos ante un gran museo, el Museo de San Gregorio aúna una de las grandes colecciones europeas de escultura religiosa, a la exposición permanente principalmente formada por piezas de los siglos XV al XVIII, se suma el propio edificio rico en tallas tanto los artesonados de madera comoel trabajo de la piedra en diferentes elementos, columnas, petos de barandilla, cornisas, huecos, escaleras, todo el edificio está repleto de elementos trabajados con gran precisión en la piedra. Pareciera que las esculturas están metidas dentro de una gran caja escultórica; el edificio.

La desaparición de toda información relacionada con su construcción ha abierto hipótesis sobre los autores de las diferentes partes del actual museo, (antiguo colegio cuna del pensamiento teológico de una Castilla poderosa). Se desconocen incluso las fechas exactas, esto hace aún más inquietante la observación tratando de encontrar en los detalles información que haga volar nuestra imaginación.

Y por fin encontramos algo que nos ayuda a tejer esta historia, observamos que cada una de las puertas de acceso a salas, refectorio, escalera o celdas del patio están realizadas con arcos diferentes casi “personalizados”, y también que a lo largo del museo nos encontramos un auténtico muestrario de arcos; conopiales, rebajados, falsos, de medio punto… Pero aún hay más, vemos que algunos están “disfrazados”, si te fijas detenidamente verás algún arco adintelado disfrazado de polilobulado el muy pillín ¿serás capaz de desenmascararlos?

Para ello contamos con la colaboración de Juan Carlos Quindós fotógrafo, arquitecto y amigo a quién agradecemos las imágenes que acompañan este cuaderno y también te proponemos unos retos constructivos para entender el funcionamiento de cada arco incluso esperamos que seas capaz de inventarte tu propio arco e ¡incluso comerlo! todo depende del material…


.